Shares

La dificultad de las personas con Autismo para aprender por repetición, Revista de Neurociencia

Shares

La revista Nature Neuroscience publicó un artículo sobre la dificultad de las personas con Autismo para aprender por repetición y la importancia de considerar estos avances en las formas en las que se interviene en las personas con CEA.

El Instituto Weizmann publicó una investigación que sugiere que la forma tradicional de aprendizaje puede ser el enfoque equivocado para las personas con Condiciones del Espectro Autista.

Aprender nuevas conductas o habilidades es a menudo un reto para las personas con Condiciones del Espectro Autista, ya que tienen problemas para transferir una habilidad o información aprendida a un nuevo y diferente contexto.

DSCN0366

Es bien sabido que las personas con Autismo tienen una dificultad para generalizar conceptos por ejemplo los niños con Autismo se les puede enseñar qué es un perro mostrándoles una imagen de él, repitiendo la palabra perro una y otra vez. Pero cuando se les enseña lo que es un gato o incluso otro tipo de perro, el conocimiento previo no se transfiere, por lo tanto tendrían que aprender esta nueva información desde cero.

La investigación que se realizó en el Instituto Weizmann pedía a los participantes que discriminaran entre líneas horizontales y diagonales, la prueba duro 8 días y en los primeros cuatro las diagonales estaban siempre ubicados en la misma parte de la pantalla en los siguientes cuatro se cambiaron de lugar las barras. Las personas Neurotípicas lograron eventualmente ubicar las diagonales en su nueva posición y entender el concepto, las personas con Autismo tuvieron grandes dificultades para transferir el conocimiento previo y generalizarlo, nunca fueron capaces de aprender la segunda ubicación, tan bien como la primera, lo que demuestra una interferencia en el proceso de aprendizaje, lo que pudiera reflejar las consecuencias de la excesiva repetición en la enseñanza. “Es como que mostraron ¨híper-especificidad¨ del aprendizaje – su aprendizaje se volvió fijó e inflexible – ya que el aprendizaje de la primera ubicación influyó negativamente en su capacidad para aprender la segunda “, dijo Hila Harris, autor principal del estudio, del Instituto Weizmann.

Dino blanco y negro

Más adelante buscaron formas de evitar la híper-especificidad por lo que decidieron intercalar ¨dummy screens¨ que no contenían barras diagonales, al hacer esto descubrieron que las personas con Autismo eran capaces de identificar el cambio de ubicación de las barras diagonales en la segunda etapa. La posible conclusión es que hacer cortes en la repetición permite al sistema visual un tiempo de descanso lo que permite a las personas con Autismo aprender eficientemente y después generalizar.

 

Esto nos deja mucho que reflexionar, quizás sea momento de cuestionar las estrategias tradicionales en la enseñanza a personas con Autismo.

Revista de Neurociencia. 

Traducido por Crea tu Mundo

About the Author Maria Jose

Popular posts